EL PAPA

Nos encontramos con quien nos recuerde que en el mundo no solo está lo que muestra su apariencia y que si queremos podremos aprender a verlo, porque no hay cosas invisibles sino mayor o menor capacidad de visión.Y nos recordara tambien que, por muy rotundas y contundentes que se presenten las formas a nuestros sentidos, nada son sin ideas de las que emanan y a las que dan cuerpo.

La figura que nos espera para decirnos todo esto es el Papa: barbado el rostro, cubierto su cuerpo por ropajes sacerdotales y su cabeza por tocado de triple tiara, aguarda a la vera del camino para brindar su consuelo a quien lo necesite. Pero parece que alguien se nos adelantó en la demanda, pues distinguimos las espaldas de dos personas que se arrodillan ante él.
En cualquier caso, su simple presencia nos aligera el ánimo, pues nos aligera el animo, pues nos conecta de nuevo con el "mundo de arriba".Su carácter de Pontifice, palabra que viene del latín-fex, que significa "el que hace el puente", nos dice que no todo en el mundo es forma y y ley civil, sino que existe un poder más alto ante el cual hasta el Emperador se postra. Frente al reino civil, el reino de Dios, que no es de este mundo, pero que está en él, que está en nosotros.

Dos son la figuras que se arrodillan frente al Sumo Pontífice, dos son las columnas que se yerguen tras de él, representando de nuevo la dualidad enfrentada: mundo interior-mundo exterior, el bien y el mal, lo píblico lo privado... El Papa tenderá el puente que una esa dualidad, sosegando nuestra inquietud.

El mundo del arcano V es el de lo sagrado divino, aquel del que emana la luz espiritual que da vida a las formas y sobre las que ejerce un soberano poder.Ese poder es el poder maximo del cinco, del programa: es la quinta esencia alquimica.

volver a tarot